Si, como toda mujer, ya tienes un bolso “Mary Poppins”, ¡no necesitas dos más debajo de tus ojos! Descubre en este breve post las principales

CAUSAS y REMEDIOS que puedes utilizar, sin tener que recurrir a kilos y kilos de corrector HINCHAZÓN EN LOS OJOS:

LAS CAUSAS Las bolsas para los ojos son la manifestación más visible de la hinchazón a la que están sujetos. Suele presentarse en la parte inferior del ojo, pero en algunos casos también puede aparecer en la parte superior. ¿Cuáles son los desencadenantes? La hinchazón puede ser causada por una variedad de factores, pero el principal sigue siendo el estancamiento de líquidos dentro de los párpados, debido a la falta de circulación.

El estilo de vida que llevamos también puede contribuir considerablemente a su aumento; en la práctica, el consumo de alimentos muy salados, una cantidad insuficiente de horas de sueño o una falta de ejercicio físico. Incluso una exposición menos frecuente a alérgenos comunes como el moho, el polvo y el pelo de las mascotas puede provocar una disminución de la hinchazón. Los problemas nasales y las alergias pueden provocar una continua hinchazón y desinflado de la piel del contorno de ojos, provocando que la piel pierda elasticidad y favoreciendo el estancamiento de líquidos.

Con el tiempo, la piel se vuelve menos elástica y más fina, por lo que está más predispuesta a la aparición de bolsas. Incluso los lípidos que se colocan en el área ocular tienden naturalmente a empujar y liberar los ligamentos que se debilitan con la edad.

Para actuar eficazmente contra la hinchazón, es necesario que los productos contengan principios activos que actúen sobre cada factor. Productos que: – liso – restaurar la firmeza de la piel – mejorar el drenaje linfático y la circulación en el área ocular con ginkgo biloba y manzanilla que reducen la hinchazón y la congestión. Otros ingredientes activos que ayudan a reducir la hinchazón y prevenir la degradación de los tejidos son el ácido hialurónico, la vitamina C y el extracto de semilla de zanahoria.

CAMBIE SU ESTILO DE VIDA Y REDUZCA LA INFLAMACIÓN Algunos trucos en nuestro estilo de vida pueden favorecer la disminución de las bolsas debajo de los ojos.

1) La actividad deportiva mejora la circulación y la eliminación de líquidos estancados. Incluso la disminución del consumo de alimentos demasiado salados puede ser útil para disminuir el estancamiento de líquidos.

2) La exposición menos frecuente a alérgenos comunes como el moho, el polvo y el pelo de las mascotas puede provocar una disminución de la hinchazón.

3) Apoyar la cabeza cuando dormimos ayuda a drenar los líquidos. Si las inflamaciones persisten, para su reducción, recomendamos el tratamiento ocular antiestrés con Ginkgo-Biloba o la consulta de un alergólogo.

Cuidate, Laura

Categorías: para tu rostro

0 comentarios

Deja una respuesta

Marcador de posición del avatar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.